Bienvenido,

Playa Posa Colorada

/ 0 Votos

Descripción: Posa Colorada es la playa más virgen del Refugio de Vida Silvestre Curú y uno de los parajes más remotos de la Península de Nicoya. Es una playa diminuta, pero paradisíaca, pues la arena es blanca y el agua cristalina. El mar turquesa decora este hermoso spot, desde el que se aprecian las islas Tortuga. Esta playa es tan virgen, que ninguno de los tours en lancha que ofrece el Refugio lo lleva a Posa Colorada. Tampoco se puede llegar por tierra por un sendero, pues el camino está en mal estado. La única manera de conocerla es en kayak, a cinco minutos de Playa Curú. Es preferible que la visite en marea baja.

Actividades y servicios:  Playa Posa Colorada forma parte del Refugio de Vida Silvestre Curú, en donde encontrará servicio de lancha para visitar otras playas como Quesera y Tropical. También hay alquiler de kayaks, tours de buceo y snorkeling, tours de bioluminiscencia y observación de Vida Silvestre. En el Refugio hay duchas, baños, restaurante y alquiler de cabinas. Los tours van desde los $15 hasta los $35 por persona. En Posa Colorada no hay ningún tipo de servicio disponible. Es un espacio para convivir en soledad.

Estado del camino: Puede llegar a Posa Colorada tomando el ferry de Paquera, en un trayecto que dura cerca de hora y media para cruzar al otro lado de la costa, o ir por carretera dando la vuelta a la Península de Nicoya y tardar casi tres horas. Después, le espera un camino de una hora en carro para llegar al Refugio de Vida Silvestre Curú. Una parte del camino es de lastre y la otra de asfalto. La calle se encuentra en mal estado, pero si va con cuidado puede llegar en automóvil. Recuerde que a la par de la imagen principal de esta playa, están los íconos de Google Maps y Waze para que pueda revisar la dirección y llegar directo a este lugar.

Playas cercanas:

Playa Quesera

Playa Tropical

Playa Muertos

Playa Órganos

Playa Pochote


Características

¿Qué debe saber de Puntarenas?

Comidas:

Si visita Puntarenas, necesita conocer y disfrutar de estos platillos tradicionales de Costa Rica:

Churchill: Es un postre originario de Puntarenas, algo así como una variante del clásico granizado. Incluye ingredientes que tiene un granizado como sirope, hielo y leche condensada, pero además se le agrega helado y leche en polvo.

Ceviche: Es un platillo muy popular en el puerto, la receta se compone de trocitos de pescado, se le puede agregar camarón también; incluye jugo de limón, cebolla, chile dulce, culantro y sal, además se puede acompañar con galletas saladas o tortillas tostadas.

Vigorón: El vigorón es otra de las delicias que se pueden encontrar en el puerto, especialmente a lo largo del Paseo de los Turistas. Este platillo incluye chicharrones, pico de gallo (tomate picado, cebolla y culantro con jugo de limón), repollo y yuca, todo envuelto en hojas de almendro.

Moneda:

Al igual que en todo Costa Rica, la moneda oficial es el colón. Mil colones equivalen a 1 dólar y 75 centavos aproximadamente (dependiendo del tipo de cambio vigente). En la mayoría de lugares aceptan dólares, sin embargo le recomendamos llevar colones en su bolsillo para que no tenga problemas con el tipo de cambio y pueda disfrutar enteramente de la experiencia local.

Idioma:

La lengua nativa es el español.

Imperdible:

Manuel Antonio: Ubicado en la zona de Quepos, el Parque Nacional Manuel Antonio combina fauna viva con increíbles playas. Es un paraje de extraordinaria belleza que es visitado por miles de turistas al año. Alrededor de Manuel Antonio hay una amplia oferta hotelera y gastronómica.

Paseo de los Turistas: Una de las cosas que no puede pasar por alto, es visitar los puestos de comida,  ubicados a lo largo de la playa donde puede disfrutar de platillos locales, como un churchil, vigorón y mariscos frescos, además de darse un agradable paseo en busca de souvenirs y artesanías creadas por los puntarenenses.

Montezuma: Destaca por alojar personas de todo el mundo, que  han decidido establecerse en este pequeño pueblito. Ofrece una vida nocturna activa y un estilo de vida “Rastafari”. Definitivamente algo que no puede perderse de este lugar es la hermosa catarata que se encuentra muy cerca del centro, con senderos entre rocas que lo dejaran internarse en la hermosa vegetación que custodia este lugar.

Santa Teresa: Este pequeño pueblo de playa, ha florecido en los últimos años, volviéndose cada vez más popular, entre los costarricenses y turistas. El oleaje alrededor de 'Santa Tere' hace del surf una de las principales actividades del lugar. La ausencia de altos edificios y la manera en la que el bosque se mezcla con la playa hacen de Santa Teresa un paraíso natural. Ofrece también una gran variedad de lugares para hospedarse y restaurantes.