Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Un inusual paseo nos llevó a un lugar tan diverso como particular: Aquí hay un peñón gigante con vista al mar, una laguna, un manglar y el plato fuerte: ¡Las cuevas de Bajamar!

Costó llegar a las cuevas. La marea impide conocer este destino a ciertas horas y el propio entorno se encarga de resguardar el paisaje intacto. Hubo que esperar a que el mar nos concediera un espacio.

Y a veces cuanto más cuesta, más se valora. Nos sucedió en Bajamar.

Un inusual paseo nos llevó a un lugar tan diverso como particular: Aquí hay un peñón gigante con vista al mar (algo parecido al Peñón de Guacalillo), dos spots escondidos para surfear, una laguna, un manglar y el plato fuerte que queríamos saborear: ¡Las cuevas de Bajamar en Puntarenas!

Así se aprecian las cuevas de Bajamar desde adentro. GOPlaya.cr

Resulta que cuando baja la marea, se puede cruzar de lado a lado por la playa hasta superar un estero y llegar a unas increíbles cavernas. La sorpresa es inevitable; son rocas gigantes, antiguas a plena vista y en medio del mar.

Por eso cuando la marea sube es imposible llegar hasta aquí. Hay que planear el viaje con el reloj en mano para captar el momento justo. Tal y como la vida lo dicta, la naturaleza a veces ofrece lecciones que perduran hasta la eternidad.

Y una lección es tan común como la frase típica de mi abuela: No siempre las cosas aparecen cuando uno quiere, sino cuando el destino así lo dice.

Nos perdimos, las buscamos, nos volvimos a perder y las volvimos a buscar, pero al final las cuevas aparecieron al otro lado del estero, escondidas detrás del peñón, pese a su inmensidad.

En este peñón se encuentran las cuevas de Bajamar. GOPlaya.cr

Pero de nada sirve que le cuente lo que se encontrará allí sino le digo lo que le espera en el camino; vamos desde el principio.

Bajamar es un spot oculto, pero nada alejado de San José. A solo una hora y media de la capital, en el cantón de Garabito y cerca de Guacalillo, se encontrará esta playa porteña de fuerte oleaje e intensa vegetación.

En muchos tramos el camino es angosto y en la mayoría hay huecos y ramas que estorban el paso, y tendrá que superar hasta llegar al peñón.

En verano puede llegar a este destino en automóvil, pero en invierno le sugiero que lo visite en un 4×4, pues conforme se vaya acercando a la roca, las condiciones del camino van empeorando, lo que dificulta el acceso.

Un camino angosto lo llevará al peñón y a las cuevas de Bajamar. GOPlaya.

Conforme se acerque a Bajamar, notará el primer atractivo: las hermosas lapas que sobrevuelan la costa.

Las lapas rojas se distinguen a la distancia. Un grupo vuela encima del extenso manglar y se columpia cada cuando en algún árbol de almendro.

Este lugar está rodeado por un manglar y una laguna. Le sugiero que detenga su auto por unos minutos y la aprecie. Es imponente. Aquí las garzas abundan y el verde intenso también.

Laguna de Bajamar.

Después puede continuar hasta que empiece a notar como el camino se hace más y más angosto. Quizás, esta es la mejor forma de darse cuenta que en cualquier momento llegará al peñón.

Es imperdible. La playa es inmensa y las rocas también. Pocas veces le hemos sacado tanto provecho al drone como en Bajamar. Desde las alturas se aprecia el relieve que predomina en este particular escenario.

Debe llegar hasta el final, en donde ya aparece la primera cueva, un poco más pequeña que el resto, pero igualmente llamativa.

A los spots que rodean el peñón, los surfistas los llaman ‘mini valor’ y ‘gran valor’. Son playas para ‘surfos’ avanzados que disfrutan de las enormes olas. (Descubra más spots como este en Vamos a Turistear).

El peñón es similar a Guacalillo. Aquí hay dos spots para surfistas avanzados. GOPlaya.cr

Es aquí donde se corre el riesgo de “abortar la misión”. Por poco nos quedamos sin conocer la cueva principal, pues no es fácil verificar que realmente existe, ni siquiera con el drone.

Hay que caminar por la inmensa playa que se abre de par en par cuando la marea baja, lo que permite cruzarla hasta encontrarse con el otro peñón.

Las cuevas de Bajamar. GOPlaya.cr

Las cuevas están allí y lo notará de entrada cuando se tope con las rocas gigantescas. Es un spot milenario y poco visitado.

Una roca gigante parece un “obelisco natural”. A plena vista de nosotros se levanta. Todavía no me explico cómo se formó esa piedra en Bajamar.

Una enorme roca se levanta en medio de las cuevas. GOPlaya.cr

Lo invitamos a abrir sus ojos y a descubrir un lugar que luce intacto. Anímese a conocer las cuevas de Bajamar en Puntarenas.

Paseos de playa recomendados:

La magia del caribe tico en un tour salvaje de cinco playas

En las entrañas de la Península de Nicoya: tour de playas vírgenes

El sendero de tres horas que me lleva a una playa virgen

Las Catalinas, el nuevo pueblo de playa de Guanacaste

Patrocinado: ICT

Fotografía: Carlos Alpízar.

Guion y redacción: José Pablo Alfaro.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.