Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!


Pocas veces en mi vida me asombré tanto con el relieve natural de una piedra gigante como en el Peñón de Guacalillo. El lugar intimida.

Había que esperar hasta la tarde. Recién llovió y el ocaso presagiaba un atardecer de esos que se guardan en la retina. Nos esperaba un mirador. O al menos eso creía yo. El Peñón de Guacalillo es más que un mirador.

Aquel lugar se convirtió en un ‘ritual’ de convivencia para el visitante.

Decenas de “Land Rover” parquean a la orilla del peñón, junto a otros ‘pick up’ que ya encendieron el radio y disfrutan de una bebida en el cajón de su auto.

Los viajeros conviven y disfrutan del Peñón de Guacalillo en Puntarenas. GOPlaya.cr

El común denominador de la mayoría de presentes es que antes de llegar y reservar su espacio, tuvieron que superar una pequeña pero incómoda cuesta, muy difícil de subir en invierno para algunos carros bajos.

Y entonces los 4×4 sortearon aquel obstáculo de barro y piedras para llegar hasta la cima y conseguir un cupo privilegiado en el Peñón. Probablemente, todo el esfuerzo valdría la pena más adelante…

El Peñón de Guacalillo se encuentra a solo una hora y 35 minutos de San José. Conozca cómo llegar aquí.

Aunque yo diría que para quien lo visita por primera vez (como fue en mi caso) el ride se disfruta desde el momento en que se camina hasta la orilla del peñón, se asoma la cabeza y se aprecian las gigantescas rocas milenarias.

Pocas veces en mi vida me asombré tanto con el relieve natural de una piedra gigante como en el Peñón de Guacalillo. Tampoco es que haya visto tantos lugares de este tipo, pero es que el peñón intimida.

Mi amigo Carlos voló el drone para apreciar la grandeza de aquel lugar que desde las alturas es mágico y asombroso, como lo notará en las fotos.

Imagen del Peñón de Guacalillo desde las alturas. GOPlaya.cr

Aparte del vacío en el estómago que me provocó acercarme al risco (hay que tener cuidado), se genera esa sensación de plenitud que solo se alcanza cuando se tiene el mar de frente, interminable e inagotable.

En medio de mi exploración preliminar, noté que algunos viajeros se robaron los “mejores asientos”. Ya estaban listos para captar con su celular el rosa intenso que empezó a mirarse en el cielo a eso de las 5:40 p.m.

¿Arena blanca? Conozca más de 50 spots en nuestro buscador de playas.

El atardecer fue la cereza al pastel. Un postre digno de los reyes. Lo pude saborear tanto como un Churchill porteño.

El Peñón de Guacalillo intimida. GOPlaya.cr

¿Transporte? Preferiblemente en auto 4×4

Ubicación: En el cantón de Garabito, a una hora de Jacó en Puntarenas.

Recomendaciones: Es mejor que lleve tenis, pues puede haber barro.

Atractivos: Un mirador con vista al mar; un peñón gigante e imponente y una playa con un oleaje fuerte.

Más destinos para enamorarse de Costa Rica:

Las tres playas del Parque Nacional Manuel Antonio: ¿cuál prefiere?

Conozca las playas más limpias y seguras de Costa Rica

Las cuevas de Bajamar, el secreto mejor guardado de Puntarenas

EN GOPlaya.cr puede elegir un spot increíble en solo 20 segundos. Compruébelo aquí:

José Pablo Alfaro

José Pablo Alfaro

Periodista por convicción. Co-fundador de GOPlaya.cr. Premio internacional 'Pasaporte Abierto' en la categoría innovación.