Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!


Santa Teresa es mágico. La diversidad de la zona permite contemplar todo tipo de belleza, desde un atardecer hasta una cueva, una playa virgen o un sendero rodeado de naturaleza.

Madrugué para tomar el ferry de Paquera y así adentrarme en la experiencia de disfrutar todo aquello de lo que tanto disfruto…

Es una dosis extra de alegría, como si llegar allí me hiciera olvidar el trajín diario y las horas extra. Dejé las maletas en el hotel, después de un viaje de poco menos de cinco horas y decidí iniciar el día en playa Carmen, la vecina de ‘Santa Tere’, hermosa, de arena blanca.

Suele pasar que, para algunos, pasa desapercibida, y más cuando compite con la enorme playa Santa Teresa.

Después de tomar el sol en playa Carmen, me dirigí hacia la ‘chineada’ de la zona. Quedan justo a la par. Siempre cotizada entre los surfistas, Santa Teresa ahora también cautiva a los apasionados por el yoga y la relajación.

Playa Santa Teresa es muy cotizada entre decenas de surfistas. Es una playa hermosa.

Recién llegaba cuando noté el ritual de una surfista, que básicamente salió del mar con la tabla en los brazos, caminó unos metros y se sentó sobre la arena a meditar y reflexionar.

A muy corta distancia, un joven le lanzaba un ‘palito de madera’ a su perro, un “golden retriever”. La playa, que a veces parece llegar hasta el infinito, nos invitaba a caminar un rato…

Aunque es un spot muy cotizado entre surfistas, Santa Teresa multiplica su belleza por distintos motivos: Es un spot tan grande que convence a aquellos a los que les gusta las caminatas, o los que simplemente quieren descansar.

A solo 30 minutos de Santa Teresa se encuentra Montezuma. Fotografía: GOPlaya.cr

En invierno siempre prefiero ir a la playa y subir el drone rápido. No vaya a ser que la lluvia evite que podamos tomar buenas fotografías aéreas. ‘Santa Tere’ también resultó ser muy fotogénica, pero quería algo más…

Después de la sesión fotográfica nos fuimos a desayunar (las opciones son múltiples y la oferta culinaria increíble). La pausa de desayuno nos permitiría elegir el rumbo: ¿nos vamos para unas cuevas secretas de las que nos vienen hablando desde hace días, o mejor a una playa de arena blanca que los locales aseguran, es la mejor de Santa Teresa?

Las cuevas son increíbles para hacer snorkeling… pero la playa cautiva a miles de playeros por año.  ¿Cuál elegimos, la opción 1 o la opción 2?

 

José Pablo Alfaro

José Pablo Alfaro

Periodista por convicción. Co-fundador de GOPlaya.cr. Premio internacional 'Pasaporte Abierto' en la categoría innovación.