No quiero que suene siniestro. Quizás preferiría que se perciba como curioso, peculiar o único. Porque al final Cabuya es distinto. Imagine...